domingo, 17 de noviembre de 2013

Poema I (Jacobo Fijman)





Caía mi sueño en la otra soledad de los canales.
Regocíjate, niño, la presencia graciosa de la muerte
reparte en sombras alternadas el olor de los ángeles
levanta tus sordos desamparos.

Niño de paz,
han apagado las islas monótonas de los soles perfectos.
Niño de paz,
imito el mundo en mi sueño ajeno a la claridad.

Un silencio de música se apacienta en las torres.


(En “Hecho de estampas 1930)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada