sábado, 6 de julio de 2013

Poema de las islas y el río de la muerte (Raúl González Tuñón)

Raúl González Tuñón (Buenos Aires, 1905-1974): principales obras: El violín del diablo; La calle del agujero en la media; La rosa blindada; Primer canto argentino; A la sombra de los barrios y La veleta y la antena.

Poema de las islas y el río de la muerte

En el país en donde el viento cambia de nombre cada cien leguas.
En el país en donde nacen las grandes crecientes y naufragan
las veletas.
En el país donde los ríos cambian de nombre cada cien leguas.
Donde las orquídeas son devoradas por las lianas.
En la cuenca del Amazonas y del Plata,
poblada de gatos monteses, caimanes, jabalíes, basiliscos,
multicolores moscardones, grandes pájaros asesinos.
En el país donde la selva atrapa con el sutil veneno
de la terrible fiebre verde.
Allí donde se encuentran los imponentes ríos,
vecinos del dolor y del espanto de los caucheros y los leñadores.
Y más allá, donde yacen extrañas ciudades enterradas desde hace miles de años;
sus muertos, sus hazañas y sus ritos.
En el país donde disputan vientos y soles, lluvias y sequías,
olores excitantes, gritos mágicos, sapos gigantescos.
Allí donde hay algo más que el oro y los diamantes,
más que el bosque compacto, las selvas vírgenes y los ríos tremendos:
hay, en el corazón misterioso de ese mundo,
la total, fascinante atracción de la selva.
Y pregúntenle a Fawcet, explorador inglés, si es que retorna
de la isla que navega en el Río e la Muerte,
rumbo a un destino inexorable, hacia el Océano.
Hacia el inconmensurable cementerio
de aventureros, de islas y de barcos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada