domingo, 17 de noviembre de 2013

Atardecer en el Tigre (Alfonsina Storni)




Ocre el río,
camina.
Los juncos lo traban
pero no pueden detenerlo,
camina.

Los barcos
lo cortan
pero no pueden pararlo,
camina.

Las casas le tienden
brazos de amor
pero no pueden tomarlo,
camina.

Los nadadores
lo abrazan
pero no pueden abrazarlo,
camina.

El cielo
se va con él
abierto en flores
amarillas
y el clavo
de la luna
lo punza
en vano.

A su margen,
fija en la tierra,
me afilo en cobre
sobre la onda
oscura

(1938)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada