domingo, 23 de marzo de 2014

Oda al Paraná VIII (José Carlos Gallardo)





VIII

La arcilla fue la espuma primitiva
del mundo, el agua adánica
esculpida, el primer sonido
oscuro que llegó desde la nada.
Final arcilla para el agua, adobe
numismático de las islas.
El paisaje es un hombre. Crece el aire
en un tronco amarillo, polvo líquido.
Los riachos
llevan en hombros casas arcillosas
expuestas como máscaras del sueño.
Gris, la tierra y el agua, la madera
y el aire.
Y sigue el río su abismal molienda,
su cálido glaciar terroso
que convierte en isleños pompeyanos
hombres y adobes con igual silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada